Accessibility View Close toolbar

Dolor de Cuello y Hombros

Dolencias en el cuello, hombro y brazo pueden ser el resultado de un golpe, latigazo causado por accidentes o la distensión de un músculo al llevar demasiado peso o al practicar deporte. Sin embargo, muchos dolores de estas partes del cuerpo tienen su origen común en el cuello, específicamente las vertebra cervical y sus discos.

Las cervicales son muy vulnerables, ya que se trata de la zona más frágil de la columna: sujetan la cabeza, que pesa entre 4 y 8 kilos (como una bola de bolos), mientras permiten la rotación de la misma. Entre las cervicales pasan todos los nervios que atraviesan el hombro y el brazo hasta llegar a la mano, es decir que cualquier desplazamiento cervical puede provocar dolor o incapacidad funcional en estas partes.

En algunos casos, se puede producir una pérdida de la curvatura natural del cuello (lordosis) o bien se pueden producir hernias en los discos cervicales.

La quiropráctica ha demostrado ser muy efectiva en el tratamiento de estas dolencias recuperando la movilidad en el cuello, reduciendo los dolores significativamente o eliminándolos, y ayudando el paciente mejorar su curvatura cervical.